Inicio SALUD Y BELLEZA #Cosmética #Cosmética

#Cosmética

Las frutas siempre son buenas para tu piel, son super ricas en un postre, pero también ofrecen muchos beneficios para la piel y para tu salud. Estos son algunos consejos sobre cómo hacer tus propios tratamientos de belleza, para una rutina básica, con elementos naturales que ya tienes en tu casa!

Limpiar – Mezcle el jugo de limón con leche cruda y una pizca de sal. Remoje un algodón en esta loción y limpie la piel de su cara con movimiento circular hacia arriba. Haga esto por un par de minutos y lave con agua tibia.

Exfoliar – Dependiendo de la temporada, puede optar por tener exfoliantes a base de frutas de la temporada, personalmente yo estoy a favor de elementos fácilmente disponibles ya que pocas veces planifico cuando lo voy a usar, entonces acá les paso un exfoliante de miel y jugo de naranja. Exprima el jugo de media naranja o toda una naranja en un recipiente limpio, agregar 1 cucharada de miel y 4 cucharadas de azúcar y mezclar todo junto hasta obtener una pasta suave. Listo para fregar su cuerpo o la cara durante 2-3 minutos y se limpia con agua tibia. Termine salpicando la cara con agua fría para sellar los poros.

Masaje – Elija algún plátano, fresa o papaya para hacer pure. Mezcle con una cucharada de leche y un poco de miel. (Si tienes la piel grasa y propensa al acné, puedes omitir la leche y usar el jugo de un limón en su lugar.) Mezcle para obtener una consistencia cremosa y utilizarlo para dar masajes a su cara suavemente. Límpielo con una toalla húmeda.

Tonificar – Puede hacer un tonificador sencillo hirviendo un litro de agua y añadir un puñado de hojas de menta. Espere 10 minutos, colar el líquido, deje que se enfríe y guárdelo en el refrigerador. Usar con un algodón para limpiar su cara.

Les recuerdo que esto es todo orgánico, es importante tener en mente alergias y asegurarse de que se mantenga fresco para darle a su piel los beneficios naturales que ofrece!

stock-photo-orange-with-honey-249624379

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.