Home BEBIDAS Reglas simples para combinar vinos y comidas

Reglas simples para combinar vinos y comidas

Al entrar a muchas tiendas de vinos y licores, es muy probable encontrar una increíble variedad de selecciones. Mientras que las selecciones de vinos en tales tiendas fueron alguna vez limitadas a unas pocas marcas conocidas, muchos bares privados y especializados en vinos, han comenzado a hacer sus cosechas para una clientela más amplia, por lo que ahora los compradores pueden disfrutar de las dos opciones, las más y menos conocidas. Para anfitriones novatos, de una cena, la selección de una botella o dos para acompañar las comidas se hace un poco dificultosa, pero uno no necesita ser un master sumiller (experto en vinos) para encontrar el acompañamiento ideal. Los siguientes consejos pueden ayudar a las personas a seleccionar vinos para acompañar su menú en todo tipo de ocasiones.

Vino2

Empieza de claro a oscuro.

De la misma forma que se comienza una cena con algún aperitivo y ensaladas antes de pasar a los platos más fuertes, el vino debe seguir el ejemplo. Selecciona vinos más ligeros para acompañar los primeros bocados antes de pasar a los mas intensos y fuertes en el transcurso de la cena.

Considera champagne para acompañar aperitivos y platos de entrada.

El champagne funciona especialmente bien con comidas saladas, por lo que a menudo es un buen acompañante para D’oeuvres. Si es solo un cóctel, es posible que desee servir exclusivamente champagne, lo cual típicamente combina bien con aperitivos o hasta con algún postre.

Opte por un vino Sauvignon blanco (Vino fino a base de uvas verdes) si no desea que el sabor del vino sea opacado por la comida, funciona con pequeñas entradas y aporta un sabor especial. Sauvignon blanco puede ser aromático o de sabor tropical, dependiendo de la región en la cual las uvas fueron cosechadas. Se le describe comúnmente como seco y fresco en el sabor, es a menudo recomendado con el sushi.

Armonice delicados platos de mariscos con un vino suave.

Pinot Grigio o un Chablis son de sabor delicado y se complementan bien con mariscos. Los pescados que se sirven en una salsa fuerte puede adaptarse mejor con un Chardonnay vigoroso.

Has de lo rosado tu vino preferido al servir queso.
Aunque algunos quesos funcionan bien con vinos blancos o rojos, el rosado es normalmente una opción segura cuando se sirve queso, debido a su acidez y carácter frutal, ofreciendo lo mejor de ambos mundos.

Carnes , como los filetes y chuletas, combinan bien con vinos rojos.

Cabernet Sauvignon and Bordeaux son fantásticos cuando se combinan con la carne. Malbec and Shiraz pueden mantener su sabor si las carnes son condimentadas y extremadamente sabrosas.

VINO1

Vinos rústicos van bien con recetas rústicas.
Trate de encontrar un vino de la misma región de origen de la comida. Pinot Noir es un vino tinto de cuerpo ligero que es rico en sabor, y puede trabajar bien con muchos platos de pasta así como con ingredientes terrosos como los champiñones. Aunque algunas personas siguen un código personal estricto con respecto al uso de vinos, sus gustos personales deben dictar que servir en última instancia. El experimentar puede ofrecer una combinación de sabores inesperados que complementen los matices de ambos, la comida y el vino.
Combinar comidas con vinos no es siempre fácil, en caso de dudas, pregunte a un empleado de la tienda de licores, él sabrá que sugerirle.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.